1/4/15

INCENDIOS EN CHUBUT: SOBRE CÓMO SE DESVÍAN FONDOS DE LA LEY DE BOSQUES NATIVOS AL FÚTBOL PARA TODOS

 
Como bien dice Eugenia Segura, en una nota que escribió para un diario de Mendoza, respecto de los incendios en el sur y de las distintas maneras de echarle más leña al fuego: "Si yo fuera árbol, me estaría preguntando qué carajo es el Fútbol para Todos, y sin embargo desviaron fondos que correspondían por la Ley de Bosques, para... ESO. Pero soy humana y me lo pregunto igual: se puede arder por cosas así..."

Pareciera que de nada sirvieron tantos años de lucha por la Ley de Bosques,
si un funcionrio viene un día y de un plumazo le quita todo el financiamiento


Cuando uno se pone analalizar concretamente por qué están quemando todo el bosque nativo en los Andes Patagónicos, y por qué hay tanta desidia y negligencia desde los diferentes estamentos del estado para abordar este gravísimo problema, tanto en la prevención como en el ataque; uno no puede más que tratar, a como dé lugar, de buscar las causas de cómo se llega a esto y quiénes son los responsables... y los incendios en la Patagonia, tienen responsables que agarran el fósforo con guante blanco... como para que no queden rastros.
Y cuando las llamas son echadas a quemar irreversiblemente toda la maravillosa flora y fauna de los bosques andino patagónicos, y descubrimos que poco o nada se puede hacer para poder contenerlas y menos apagarlas, nos damos cuenta que en realidad no hay cómo, y que a esa situación no se llega por casualidad sino por causalidad.

Al respecto, en el informe que publiqué en el post anterior, sobre los incendios forestales en Cholila, conviene aclarar un tema, en relación a una crítica que dejaron como comentario en el propio posteo, que califica de "liviano" el párrafo donde expongo brevemente el tema referido en el título, como cuestionando la veracidad y la importancia crucial que yo le doy al hecho; y negando categóricamente su entidad, a pesar de contar con el correspondiente link respaldatorio.
Por ello es que amplío en esta nota, respecto de cómo hacen concretamente en lo altos estamentos del Gobierno Nacional, para reasignar esa multimillonaria torta de plata; o sea, los mecanismos contables, administrativos y legales que han empleado para afanarle a nuestros bosques, que consecuentemente hoy son quemados, ni más ni menos que 8.900 millones de pesos durante 5 años, 2010 a 2014.

Más allá de que he procurado sostener en el informe cada afirmación con su correspondiente vínculo, como evidentemente hay un trasfondo político en esto del destino final de ese dinero asignado por ley para algo específicamente preestalecido, vamos al punto concreto del desvío de fondos de la Ley de Bosques al Futbol para Todos:

El mecanismo para poder llevarlo a cabo lo implementó Anibal Fernández en 2010 y está resumido en el siguiente informe (en el mismo, el lector puede acceder a TODAS las decisiones administrativas y resoluciones, así como las planillas con los montos involucrados, que permitió dicha maniobra, repito, en ese año, que fue desde cuando se detecto (desconozco si antes lo hicieron).


A partir de 2011, directamente implementaron el desvío de fondos mediante vía presupuestaria (basándose en el andamiaje administrativo-legal diseñado por el ejecutivo para viabilizar la maniobra el año anterior); por lo que la denuncia fue contra el proyecto de ley remitido por el ejecutivo al congreso, el que se aprueba, sin atender a esta denuncia, la cual fue presentada oportunamente por vía formal.


Más allá de que no es relevante en lo que hace a la demostración empírica del hecho denunciado, que concretamente se basa no en dichos, sino en papeles escritos y firmados por los propios funcionarios; nótese que la primera denuncia (la de 2010) la hace Greenpeace y la segunda (la de 2011) la hace la Fundación Vida Silvestre, dos ONG diametralmente opuestas desde lo filosófico y lo metodológico, en lo que hace a la protección del ambiente, que en definitiva es el objetivo principal de ambas, al menos en sus postulados...

En 2012 aplicaron el mismo método que en 2011: desvío de fondos de la Ley de Bosques al Fútbol para Todos directamente plasmada en el proyectode ley de presupuesto enviado al congreso para su aprobación...


En este caso, la denuncia la hacen ya tres organizaciones en forma conjunta, a las dos anteriores, se incorpora FARN (Fundación Ambiente y Recursos Naturales), que podríamos decir, es tanbién diferente en lo filosófico y metodológico a las otras dos.

En los años siguientes continuó la sangría, hasta que a alguien se le ocurrió hacer la sumatoria de todo el dinero desviado y resultó ser que de los 9.900 millones de pesos que correspondería por ley se asignen entre 2010 y 2014, la cantidad de 8900 se fueron al "Fútbol para Todos" (o sea el 90%).

Este es el link respaldatorio que está en el texto del informe: http://www.lapoliticaonline.com/nota/82942/

Es una nota periodística que hace referencia a datos que surgen de los informes anuales de la Dirección Nacional de Bosques, o sea, de la estructura del propio Gobierno Nacional. Estos informes no están en la web, sin embargo, del portal de la Secretaría de Ambiente de la Nación, se pueden bajar los informes ambientales anuales, que son extensos documentos publicados uno por año, donde están detalladas las partidas giradas a las provincias. Haciendo la sumatoria de los fondos publicados en todos los años entre 2010 y 2014, da una cifra cercana a los 1.000 millones de pesos, muy pero muy lejos de lo que hubiera correspondido por ley, que es lo que denuncian en la nota.

Y así, el desvío de fondos sigue, y mientras tanto, mientras cada vez más dinero va de laL ey de Bosques al Futbol para Todos, al mismo tiempo, las estadísticas de incendios va en aumento, año a año (las estadísticas se toman de forma anual y pueden ser bajadas también del portal de la Secretaría de Ambiente de la Nación). Esta afirmación no es antojadiza, sino que surge de observar al mismo tiempo todos los datos que los propios organismos oficiales dan a conocer, y su relación año tras año.

Más allá de que actualmente el equipamiento y los recursos humanos y financieros (con sus aciertos y falencias) hoy es mucho mayor que hacen años atrás, y más allá del discurseo (que en vez de aportar confunde y desvía el foco de atención); es una verdadera vergüenza que el incendio de Cholila (tan sólo un solo incendio) haya cubierto una superficie de 52 mil hectáreas, cifra que es más de tres veces mayor que todos los "Incendios de María Julia" (temporada 1995/6), que en conjunto sumaron 15 mil hectáreas (entre todos). Los datos hablan por sí solos y me eximen de hacer comentarios políticos.

Luego de haber respaldado con datos concretos y la cita de documentos oficiales, la afirmación vertida en el informe (la cual, obviamente ratifico), dejo al buen criterio del lector que sabrá discernir si cabe o no el calificativo de "liviano", que a mi criterio es injusto e infundado.

Como reflexión final, digo que siempre ocurre en Argentina, que el despojo urdido y perpetrado desde las más altas esferas del poder político-empresarial, es la antesala de las tragedias y las catástrofes. Ojalá algún día aprendamos de lo que nos pasa y de lo que vamos perdiendo para siempre, o mejor dicho, de lo que permitimos que nos pase y de lo que permitimos perder para siempre, al menos antes de que el bosque andino patagónico termine desapareciendo por completo...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SI TE PARECIÓ INTERESANTE EL CONTENIDO, TAMBIÉN PODÉS VER LAS NOTAS ANTERIORES MÁS VISITADAS...