26/6/16

ATENTADO AL CERRO TUNDUQUERAL, PATRIMONIO DE USPALLATA Y DE MENDOZA

  
En fecha reciente (mayo de 2016) se tomó conocimiento de que el sitio arqueológico del Cerro Tunduqueral sufrió un atentado en su parte más emblemática: la figura conocida como "el chamán" fue rayada con objetos contundentes y la roca con mayor cantidad de pictografías fue manchada con pintura. Anteayer pudimos acceder al lugar y tomar las fotografías que se ven a ciontinuación. Además de lo que se ve en las fotos, otras rocas con petroglifos fueron partidas y quitadas de su lugar, aparentemente con la finalidad de llevárselas, aunque los pedazos de bloques desgajados todavía permanencen en el lugar.
Hasta el momento ninguna autoridad se ha ocupado del tema, a pesar de que estamos hablando de un delito, con lo cual debería haberse efectuado la correspondiente denuncia y proceso judicial, consa que aún no ha sucedido. Tampoco ha habido ninguna repercusión en los medios, salvo alguna honrosa excepción.
El Cerro Tunduqueral está ubicado a 7 kilómetros de Uspallata, en la provincia de Mendoza. El sitio contiene 22 rocas de gran tamaño com más de 400 petroglifos (grabados en la piedra realizados mediante percusión, rayado o abrasión) que representan a una gran variedad de figuras de diferente tipo: antropomorfas, zoomorfas, fitomorfas, objetos, signos geométricos, representaciones de la vida cotidiana o figuras mitológicas, en todos los casos solos o combinados.
Constituye uno de los sitios arqueológicos más representativos de la prehistoria de Cuyo y su valor y necesidad de conservación han sido destacados en publicaciones científicas, puesto que su datación es de al menos 6.000 años de antigüedad, o sea, anterior a la presencia en la región de los españoles, de los incas e incluso de los huarpes. Muy probablemente hayan sido los antecesores de estos últimos quienes hayan habitado la zona y dejado ese testimonio, que hoy día es un patrimonio que representa al sentir de los habitantes de Uspallata y sorprede a todos los visitantes que van a conocer el lugar.
Recordemos además que desde hace décadas, los vecinos de Uspallata están exigiendo que todo su entorno (incluido el Cerro Tunduaueral) sea delclarado Área Natural Protegida, para lo cual hace más de 20 años que vienen solicitando a gobiernos y legisladores la sanción del proyecto de ley que presentaron en varias oportunidades. Además de esto, los vecinos de Uspallata también hace tiempor que vienen solicitando tener su propio municipio y elegir sus propias autoridades, ya que actualmente Uspallata depende de la Municipalidad de Las Heras, cuya cabecera se ubica a más de 100 km y actualmente es la única localidad del país con más de 10.000 habitantes que no tiene municipio propio, y que reviste esta condición de postergación y negación de democracia local, insostenible desde cualquier punto de vista.
También se recuerda que los vecinos de Uspallata hace años que vienen luchando para que no se instale la megaminería en su región, sobre todo la explotación megaminera San Jorge, que a pesar de haber sido rechazada en Audiencia Pública y por la Legislatra de Mendoza, el gobierno y la corporación insisten en pretender avanzar con ese proyecto devastador.
Conviene refrescar que Minera San Jorge fue rechazada en una Audiencia Pública realizada en Uspallata el 25 de octubre de 2010, así como por la Legislatura de Mendoza el 24 de agosto de 2011, decretando el rechazo y archivo del proyecto con el voto unánime de todos los legisladores. Sin embargo, desde entonces, el Gobierno de Mendoza se niega a cumplir con el mandato de la legislatura de archivar el proyecto, medida que está socialmente respaldada por el rechazo popular manifestado oficialmente por las 3.000 personas que asistieron a aquella recordada Audiencia Pública.
  
Haber arruinado uno de los sitios más emblemáticos y sentidos de Uspallata, representa un hecho a todas luces imperdonable. No se puede seguir permitiendo que estas cosas ocurran. Uspallata debe tener su propio municipio y su entorno debe ser un Área Protegida. Estas decisiones políticas, a la luz de los hechos, son cuestiones que no pueden seguir siendo postergadas.
    
No se sabe quien o quienes perpetraron este atentado, ni tampoco quién mandó a hacerlo ni las motivaciones que llevaron a que una persona pueda hacer o mandar a hacer algo así. Más allá de eso, las evidencias parecen indicar que no fue un hecho de vandalismo aislado, sino que fue premeditado y con un mensaje claramente mafioso, en Uspallata circula fuértemente la versión de que esta acción responde a la interna política de la Municipalidad de Las Heras.
Conviene recordar que actualmente el Cerro Tunduqueral está declarado "Patrimonio Cultural Provincial", por Decreto Provincial 1356/1989, que posteriormente quedó enmarcado en los preceptos de la Ley Provincial 6034, su modificatoria Ley Provincial 6116 y su reglamentación, mediante Decreto Provincial 1882/2009.
Actualmente, su cuidado, mantenimiento y control es responsabilidad de la Municipalidad de Las Heras, por ende, más allá de quienes hayan sido los autores materiales del hecho, la responsabilidad del mismo recae en los funcionarios munipales que tienen a cargo esas funciones, que, a la lus de los echos evidentemente hicieron muy mal las cosas (si es que hicieron algo para cuidar el Cerro Tunduqueral).
Quien suscribe tiene la plena convicción que esto se enmarca en una serie de sucesos recientes que vienen ocurriendo en Uspallata, fruto del desmanejo de la municipalidad de Las Heras en esta localidad:
  • Por decisión oficial, meses atrás fue sacado de Uspallata el personal de la Dirección de Recursos Naturales Renovables que tenía asiento en dicha localidad, llevando a cabo las tareas de control y fiscalización de Fauna, Flora Nativa, Forestal, Náutica, Caza, Pesca y circulación de vehículos 4x4. La persona que cumplía esta función se desempeñaba en un local prestado de la Municipalidad de Las Heras. Actualmente en Uspallata no se hace ningún tipo de control en estas materias, con lo cual en todos esos temas es tierra de nadie. Curiosamente, cuando ocurrió esto, los vecinos de Uspallata habían presentado un proyecto para implementar una Delegación de la DRNR en la localidad, lamentablemente la respuesta oficial, fue inversa.
  • El Intendente de Las Heras, Daniel Orozco, su Secretario de Gobierno, Raúl Villafañe y los concejales oficialistas Elio Parés, Gustavo Gil, Pamela Zelaya, Norberto Gómez, Martín Bustos y Karina Ferraris, llevaron adelante el fraude de haber bajado la Ordenanza ambiental minera de los Vecinos de Uspallata, a instancias de los lobbystas de la megaminería, vaciándola de contenido, reemplazándola por otra de carácter obsoleto, como ya ocurrió con otras iniciativas populares en diferentes lugares del país, donde fue burlada la buena fe y la voluntad del Pueblo.
  • A los pocos días de ocurrido ello, se tomó conocimiento que la municipalidad de Las Heras recibió donaciones de Minera San Jorge, a través del pago con cheques de la corporación, de compras en comercios locales, realizadas por el municipio de materiales y herramientas destinados a asistencia social. Las explicaciones del intendente Daniel Orozco en los medios locales realmente fueron penosas, ratificando una vez más que la nueva gestión municipal, a pesar de haberde autocalificado como "militantes del agua" finalmente terminaron encolumnándose detrás de la megaminería. Recordemos, además, que el presupuesto 2016 de la Municipalidad de Las Heras es de 900 millones de pesos, por lo tanto a Uspallata, por la cantidad de habitantes que tiene, le corresponderían 65 millones de pesos, con lo cual, si el dinero público estuviese bien invertido, no habría ninguna necesidad de andar mendigando.
  • Hace pocos días, el Concejo Deliberante de Las Heras sesionó en Uspallata, en esta oportunidad los vecinos solicitaron que el proyecto de ley de creación del Área Natural Protegida Uspallata-Polvaredas, sea declarado de interés municipal. La respuesta fue de total indiferencia, ni siquiera se pronunciaron al respecto los concejales que meses atrás apoyaron el proyecto cuando eran opositores y actualmente forman parte de la bancada oficialista.
  • Desde hace tiempo, los vecinos de Uspallata venían alertando respecto de la falta de control y presencia de personal de la municipalidad en el Cerro Tunduqueral. Evidentemente, por omisión, hubo una suerte de predisposición para que pasara lo que finalmente pasó.

   
El Cerro Tunduqueral ha sufrido varios atentados en el pasado, sobre todo cuando formaba parte de la zona de ejercicios militares del Ejército Argentino y era empleado para hacer puntería con explosivos de gran poder destructivo. De ahí que actualmente las rocas donde se encuentran los petrogifos están partidas y presentan rasgos inequívocos de que tal condición se debe a que en el pasado se realizaron detonaciones en el lugar. También atentaron en el pasado arruinando algunos de los grabados o cortando trozos de las piedras con ellos para llevárselos. Sin embargo, en aquel entonces el lugar no estaba custodiado y no había ningún organismo responsable, ahora sí.
  
"El Chamán" una de las figuras más emblemáticas del sitio arqueológico y patrimonial del Caro Tunduqueral. Es evidente que los autores materiales e intelectuales de este atentado hayan elegido específicamente esta figura y lo que representa haberla "tachado" es una prueba cabal de que se intentó vulnerar el sentir de todxs lxs uspallatinxs. Lamentable.
  
Es una verdadera vergüenza que el patrimonio natural y cultural de Uspallata, que forma parte de la Historia Grande de todo el Continente y que ha sido considerado como Patrimonio e la Humanidad, esté en manos gente irresponsable y que forme parte del botín de rencillas políticas mezquinas. Si, tal como quieren los vecinos, Uspallata tuvera su propio municipio y si el lugar fuera un Área Protegida bajo los términos de la Ley Provincial 6045 o un Parque Nacional, definitivamente estas cosas NO sucederían.
En virtud de lo expuesto, queda bastante claro que el atentado al sitio histórico patrimonial del Cerro Tunduqueral es consecuencia directa del desmanejo, la desidia y la negligencia del accionar de la Municipalidad de Las Heras en Uspallata. De una buena vez por todas se tiene que terminar con la costumbre impuesta de estar dependiendo de un municipio localizado a más de 100 kilómetros de nuestro lugar, cuya cabecera se asienta en un ámbito completamente ajeno a nuestra realidad, y dirigido por funcionarios totalmente carentes de empatía, de sentido de pertenencia y de idoneidad para custodiar el patrimonio de todos los uspallatinos y los mendocinos.
  
USPALLATA AUTÓNOMA YA !!!
USPALLATA ÁREA PROTEGIDA YA !!!
FUERA MINERA SAN JORGE DE USPALLATA !!!

4 comentarios:

  1. Tengo esas fotos de esas pinturas huarpes. Visite hace unos años el lugar. Hasta publique una nota en una Revista Cultural. Es una verguenza . Los que hacen hacen estas cosas no tienen idea lo que es este patrimonio. Deberían interiorizarse mas sobre nuestros antepasados y nuestras culturas

    ResponderEliminar
  2. no se respetan a la tierra... instalan mineras por todos lados, no respetan a la gente, nos caga de hambre y no usan como esclavos y pretenden que la gente entienda que hay piedras que merecen respeto, es muy triste esta realidad en la que vivimos y parece que a nadie le importa, o a muy poca gente

    ResponderEliminar
  3. Realmente ¡Es una vergüenza humana! Ya no se respeta nada, el mundo esta como que ya no le importa el otro. Ni sus raíces, ni nada... Es muy triste, la verdad hasta no tengo palabras para describir mi indignación y desilucion del ser humano como especie. Sin palabras!!!!

    ResponderEliminar
  4. Cuando no se respeta a la gente sus derechos, no se puede esperar que se respete su patrimonio. Recuerdo en los 90 los incendios en Bariloche. María Julia Alsogaray debió cuidarlos. ¿Cómo puede suponerse que los cuidaría alguien que como la administración actual, sólo mira sus beneficios personales?

    ResponderEliminar

SI TE PARECIÓ INTERESANTE EL CONTENIDO, TAMBIÉN PODÉS VER LAS NOTAS ANTERIORES MÁS VISITADAS...